ENTÉRATE

Viernes, 03 Febrero 2017 23:48

"El Romeral es paz"

Cabildo Abierto en La Estrella Cabildo Abierto en La Estrella Foto: Fernando Vélez

El 31 de enero la comunidad del Municipio de La Estrella se reunió, en Cabildo Abierto, para defender la Reserva Ecológica de El Romeral. La Corporación Región apoya y acompaña estas iniciativas de participación ciudadana y defensa del territorio.

 
Por: Cristina Londoño Chavarriaga
(Asistente de proyecto Fortaleciendo Ciudadanía para la Paz)

“El Romeral es paz”. Así rezaba una frase en un cartel de uno de los asistentes al masivo Cabildo Abierto, que se realizó el 31 de enero, en las instalaciones del Concejo Municipal del municipio de La Estrella. Este espacio de participación fue convocado por la Administración Municipal para debatir el proyecto de acuerdo 021, en el que se pretende ajustar el Plan Básico de Ordenamiento Territorial y así convertir 36 hectáreas de zona rural en zona urbana. La finalidad de esta modificación de uso del suelo es el desarrollo de un proyecto de construcción de 75.000 viviendas, en edificios de más de 20 pisos en zonas cercanas al piedemonte de la Reserva Ecológica de El Romeral.

Al Cabildo asistieron organizaciones sociales y comunitarias, colectivos de mujeres, la Mesa Ambiental, líderes y lideresas de La Estrella y de otros municipios del sur del Valle de Aburrá, comunidad en general y algunos contratistas del municipio, quienes defendían la iniciativa del Alcalde.

Fueron 15 las intervenciones de la comunidad que estaban previstas y que, con previa inscripción, podían manifestar públicamente su posición o la del colectivo representado.
Las primeras intervenciones, fueron del sector de la construcción. Empresarios que defendían la necesidad de progreso y desarrollo para el municipio. Un desarrollo basado en el crecimiento y que supone el incremento en la recaudación vía impuestos, según los argumentos del alcalde y de la mayoría de Ediles.

“No soy un hombre, soy un pueblo”, fue el reclamo que Verónica Ceballos, respresentante de la Mesa Ambiental, les hizo a los concejales y a la concejala del municipio, retomando la exclamación del líder político Jorge Eliecer Gaitán. La mayoría de asistentes aplaudió la idea de que el ejercicio de poder político del que ahora disfrutan se dio gracias a los votos de la ciudadanía, por tanto reclamaron ser escuchados.
Variadas y diversas fueron las proclamas en defensa de la Reserva Ecológica de El Romeral, pues además de ser un pulmón verde, –cada vez más agotado por la creciente contaminación y deterioro del territorio– es la insignia bajo la cual se reconoce oficialmente a La Estrella como Municipio Verde de Colombia.

Los “Defensores de El Romeral” –nombre bajo el cual se consolidó la red de ciudadanos y ciudadanas que no están de acuerdo con el crecimiento desbordado e irrespetuoso con el medio ambiente en el municipio de La Estrella–, manifestaron claramente la necesidad de revisar el proyecto de modificación del uso del suelo para dar prioridad a los intereses privados y desarrollistas de las constructoras.

Desde la Corporación Región estamos presentes en estos espacios ciudadanos, pues hemos reflexionado con la comunidad siderense, a través del proceso de construcción de Agendas Ciudadanas de Paz, y entendemos que la construcción de paz en los territorios pasa no sólo por la garantía de los derechos básicos, sino también por reconocer y ordenar el territorio de manera respetuosa con la identidad y vocación del municipio, y que el medio ambiente es también un derecho humano para garantizar condiciones de vida digna.

Quedan abiertas las reflexiones de la comunidad y la decisión en manos del Concejo Municipal, aunque la postura de la administración parece ser inamovible a pesar de las preguntas ciudadanas por la calidad de vida, en términos de la garantía de los servicios públicos domiciliarios, la educación, la movilidad (bastante afectada y detectada como uno de los principales problemas a día de hoy en La Estrella) y la garantía de acceso a agua potable, que continúa siendo una deficiencia para más del 50% de la población.

Finalmente, surge la pregunta: ¿cómo garantizar condiciones para una vida digna y para la construcción de paz en un territorio que crece desbordadamente y sin una planificación en la que participe la comunidad?
DESTACADOS