ENTÉRATE

Jueves, 08 Junio 2017 21:47

Dos años Fortaleciendo Ciudadanías para la Paz

Memoria Chocoana en el encuentro de cierre del proyecto Fortaleciendo Ciudadanías para la Paz Memoria Chocoana en el encuentro de cierre del proyecto Fortaleciendo Ciudadanías para la Paz

El 31 de mayo llegamos al final de este proyecto, financiado por el Fondo FOS y desarrollado dentro del programa Paz y Derechos Humanos. Durante dos años tuvimos acciones en todo el Valle de Aburrá en torno a la comprensión de los acuerdos de paz y a la generación de ambientes favorables para la construcción de paz territorial.

Algunos de los resultados más significativos de este proyecto tienen que ver con el ejercicio ciudadano de elaboración de 10 agendas de paz para los territorios, una por municipio; un proceso formativo en cuatro cohortes en el que participaron más de 100 personas; una estrategia comunicativa y materiales pedagógicos que abrieron paso a la conversación y la claridad sobre muchas de las ideas falsas o imprecisas que se difundieron sobre lo firmado en La Habana. Pudimos generar reflexiones, de manera diferenciada, en cada uno de los municipios y en algunos de ellos se posibilitó la articulación con la institucionalidad pública.

En el evento de cierre, al que asistieron alrededor de 60 personas que hicieron parte de los diferentes procesos, pudimos escuchar a Adriana Benjumea, directora de la Fundación Humanas, y a Germán Valencia, profesor del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia, en un conversatorio moderado por Max Yuri Gil, presidente de la Junta Directiva de Región. También conocimos parte del producto final de comunicaciones: la serie radial Agendas Vivas de Paz y nos encontramos con Memoria Chocoana, una iniciativa que busca mantener vivas las tradiciones musicales y gastronómicas del Chocó en la ciudad de Medellín.

Catalina Cruz Betancur, coordinadora del proyecto, destaca de este proceso los ejercicios de control ciudadano; los 10 informes de planes de desarrollo en clave de paz –uno por cada municipio–, la Agenda Ciudadana de Paz, que también contiene nociones de paz territorial y propuestas para cada uno de los municipios del Valle de Aburrá y un ejercicio que nos permitió acercarnos a medios e iniciativas de comunicación, conocer sus enfoques y hacer un diagnóstico sobre el estado de la comunicación para la paz en los medios comunitarios.

En la conversación con Germán Valencia pudimos hacer un recorrido por los escenarios de guerras y posconflictos en Medellín. En el Valle de Aburrá no es la primera vez que estamos ante un posacuerdo, y hemos tenido grandes aprendizajes en este sentido, por ejemplo, que efectivamente no será fácil el camino de la reintegración, de la cultura de paz y de la transformación de imaginarios; no obstante, nos queda un mensaje para la esperanza, pues seguimos creyendo que es mejor un país en conflicto por y con las ideas que una confrontación armada. Adriana Benjumea compartió su visión sobre las mujeres en este escenario; para esta abogada, las mujeres tienen mucho qué decir y plantear; es el momento de recobrar su rol protagónico en la transformación política que requiere el nuevo contexto, pues su mirada es fundamental.

En el encuentro de cierre tuvimos como invitadas a las mujeres de Memoria Chocoana, una iniciativa de memoria y construcción de paz que se asienta en el corregimiento de Altavista, en Medellín, pero que mantiene vivo el territorio chocoano y la identidad de habitantes de este sector de la ciudad, que por causas del conflicto armado, llegaron a Medellín pero no pudieron, ni quisieron, desprenderse de sus raíces.

Lo que ha posibilitado Ciudadanía para la Paz es una construcción. En este sentido, este encuentro fue un agradecimiento a quienes asistieron en todas sus formas a estos dos años de trayecto. Nos encontramos, nos permitimos la reflexión, el debate, el diálogo, el desencuentro, la mirada diferente y la sana posibilidad de crear desde la diferencia. Comenzamos a recorrer un camino para la construcción de una ciudadanía que se piensa desde la paz en sus territorios.

DESTACADOS